domingo, 1 de mayo de 2016

ENTONCES BAILEMOS en Chile:

Entonces Bailemos cierra el Festival Latinoamericano de Teatro en Santiago de Chile:

Función: 08/05 Teatro Matucana 100




En Córdoba:


Entonces Bailemos hizo ruido en Córdoba:

Nota para La Voz del Interior:



(hacé click en la imagen para leer la nota)



Medida x Medida festeja sus 20 años
En su aniversario, el centro de producción cultural presenta la obra “Entonces bailemos”. Este viernes, en el Teatro Real.

El 2016 es el año en que Medida X Medida celebra dos décadas. Por ello, tiene planeada una serie de actividades para festejar a lo grande.
Además de seminarios y cursos de artes escénicas, su agenda recargada comprende presentaciones exclusivas en el Teatro Real.
En ese marco, este viernes desde las 21 presentan por única vez en Córdoba la obra "Entonces bailemos" en la sala Carlos Giménez del Real (San Jerónimo 66).
Martín Flores Cárdenas, director de “Entonces bailemos”, charló con Cba24n y contó detalles del espectáculo.
Cba24n: ¿En qué espacio y tiempo se ubica la historia?

Martín Flores Cárdenas: Bueno, por empezar son varias historias. Se trata de un espacio abstracto que reúne a estos cinco personajes/intérpretes y puede remitir a diferentes lugares. Pero lo más justo sería decir que estos relatos suceden más que nada en el cuerpo de los actores y, de ser posible, en la cabeza de los espectadores. El tiempo tampoco es algo definido. Aunque creo que es inevitable reconocer una relación dialéctica con la actualidad. Definiendo así el tiempo y el espacio en que se ubica la obra pareciera estar hablando de algo rarísimo. Pero el funcionamiento es bastante más simple.
Cba24n: ¿Qué te inspiró relatar Entonces bailemos?
MFC: Cuando empecé con este proyecto estaba atravesando un momento difícil de una relación. Tenía algunos textos sueltos que hablaban sobre relaciones ásperas: escenas sueltas, cuentos cortos… Pero la idea de transformar esos textos en una obra surgió a partir de repensar la ecuación "si hay violencia no es amor". Es una afirmación muy escuchada cuando se habla de violencia de género en los noticieros, por ejemplo, y que parte de la premisa de que el amor y la violencia son opuestos. Como un axioma. Pero en realidad a mí siempre me sonó a planteo moral. Pone por delante de cualquier subjetividad una fantasía puritana y políticamente correcta sobre lo que son las relaciones. Supongo necesitamos creer que el amor nos mantiene a salvo de la violencia, que alguien que ama de verdad no puede hacer daño a su pareja. Pero sabemos que eso no siempre es así. Que muchas veces ese puede terminar siendo un concepto idealizado y a veces falso del afecto. En el amor puede haber manipulación, engaño, daño psicológico y físico, sin dejar de ser amor. Esta contradicción podría decir que fue el disparador para escribir esta obra. El amor para mí es un misterio… Y eso está planteado en estas historias.

Cba24n: ¿Es un "western de amor"? 

MFC: La presencia del cowboy y la música country tiñen de western a la obra. Pero no sé si podríamos hablar de un western de amor porque es casi el único rasgo que se rescata del género. La violencia y el orgullo machista también podrían ser aspectos que tienen presencia tanto en la obra como en el western. Pero lo cierto es que al momento de escribir este y otros textos siempre fui muy influenciado por los autores del Realismo Sucio norteamericano: Carver, Bukowski, Shepard, McCarthy, etc… Autores que sitúan gran parte de sus historias en pueblos y ciudades del interior de Estados Unidos... (si querés leer la nota completa hacé click acá)

sábado, 19 de marzo de 2016

La obra de teatro Entonces Bailemos llegará al cine.


Alejandro Curz para Diario La Nación.
Entonces bailemos es un espectáculo que se estrenó ya hace cuatro años que escribió y dirigió Martín Flores Cárdenas (el mismo de Matar cansa y de Mujer armada hombre dormido). Trata, en palabras de su creador, "de cuando el amor sólo es amor si existe el dolor o la violencia".
En Entonces bailemos conviven distintas escenas atravesadas por historias en las que el sexo, las sensaciones de desgarros amorosos, los excesos, el olor a whisky, el ruido de botas tejanas, la sensualidad de unas minifaldas, un humor desbocado, la violencia y los desbordes emocionales encontraron en sus cinco intérpretes (Florencia Bergallo, Laura López Moyano, Marcelo Mininno, Javier Pedersoli y Julián Rodríguez Rona) sus seres ideales. También, hay que reconocerlo, sumó mucho el diseño espacial ideado por Alicia Leloutre y Matías Sendón.
Desde el momento de su estreno, la obra recibió premios, invitaciones para presentarse en otras ciudades del interior, invitaciones para presentarse en salas del exterior, tuvo su versión mexicana y fue y se repuso y se volvió a ir del circuito alternativo varias veces. En este tren de cosas, mañana volverá a Espacio Callejón (la sala de Humahuaca 3759). Dicen ellos que serán las últimas ocho funciones. Aunque, en verdad, Entonces bailemos volverá, ya que tendrá su versión cinematográfica.
Hace un tiempo, Santiago Mitre (el director de El estudiante, Los posibles y La patota) la vio una vez, luego varias más, y se convirtió en el impulsor para que desde el teatro llegue a la pantalla grande. Quien se hará cargo de la dirección será Augusto... (para leer la nota completa hacé click acá)

lunes, 27 de abril de 2015

ENTONCES BAILEMOS SE MUDA AL ESPACIO CALLEJÓN

Desde el 2 de mayo #EntoncesBailemos se presenta todos los sábados a las 23 hs en Espacio Callejón (Humahuaca 3759)

jueves, 19 de febrero de 2015

#EntoncesBailemos


Volvió Entonces Bailemos en su TERCERA TEMPORADA. Tapa de Espectáculos de Ámbito Financiero -17 de febrero 2015.



Entrevista a Martín Flores Cárdenas:

"El amor no protege de la violencia"

Sobre Entonces Bailemos: 

“Supongo que a veces necesitamos creer que el amor nos mantiene a salvo de la violencia, que alguien que ama de verdad no puede ser violento con la persona amada. Pero sabemos que no es así. Que al final ese puede ser un concepto idealizado, incluso falso del afecto. En el amor puede haber montones de cosas dañinas sin dejar de ser amor. En las relaciones que plantea la obra para el personaje violento y para la víctima, hay una relación afectiva. A mí me parece que no está bueno para el análisis relativizar la existencia del amor en esas parejas y mucho menos desvalorizar o ignorar la opinión de los que son parte de ese vínculo, como suele pasar. No es mi intención en ningún momento justificar o eximir de la responsabilidad de una agresión, sino de sumar algo que aporte a una reflexión un poco más profunda sobre el tema.”

Sobre su otra puesta actualmente en cartel, Matar Cansa: 

"El texto que escribió Santiago tiene un misterio amoral que medio me cautivó desde la primera vez que lo leí. Siento algo extraño con este tipo de personajes, me generan conflicto, contradicción. Atracción y rechazo al mismo tiempo. Creo que siempre me engancho con los personajes que están al costado o detrás de los grandes acontecimientos. Personajes que parecen no modificar la sociedad ni nada a su alrededor pero padecen al mundo. El fanático es un personaje menor que admira distorsionadamente a un gran personaje expuesto en la luz… O bueno, en este caso quizá sea más apropiado decir iluminado en la oscuridad. Necesita creer en la grandeza, la inmortalidad del otro para sobrellevar lo mundano, su suerte de “común”. El fanático también es un espectador: contempla, admira. Quizá sea ahí donde el espectador encuentra una identificación inmediata. No sé."

viernes, 5 de septiembre de 2014

Entrevista al autor y director de Entonces Bailemos: "Me inspira la complejidad contradictoria del amor"


Por Daniel Gaguine.

Dramaturgo y director de reconocida trayectoria, Martín Flores Cárdenas está encarando la segunda temporada de “Entonces bailemos”, puesta que anduvo nominada a varios premios, como los Trinidad Guevara y el ACE. ECDL charló con MFC sobre teatro, reestrenos, inspiraciones y la duración de una obra.   





- Martín, ¿cómo surge "Entonces bailemos"? 
- Releyendo viejos textos que había escrito años antes. Aunque eran de otra época mía, no sé... , creo que me reconocí. Me di cuenta que, al final, los temas que interesan siempre son los mismos. Puntualmente estos relatos tenían mucho que ver con algunas situaciones que estaba atravesando nuevamente, en mi vida. Eso me llevó, una vez más, a hablar del vínculo entre el amor, el dolor y la violencia. 

- ¿Las historias ya las tenías escritas? 
-Cuando empecé a pensar la obra tenía escrito solo dos cuentos. Cada uno era, para mí, una escena. Después escribí tres escenas más. Con eso ya tenía suficiente como para juntarme con el elenco “tentativo”. Digamos para obligarme a escribir y comprometerme con esas ganas inciales. Hago eso a veces. Involucro a otras personas y veo qué pasa. Les leo el texto a ver qué se arma con el otro; si me sigue calentando la idea le doy para adelante. Los cinco relatos que leímos en esa instancia conforman la primera mitad de la obra. Mientras ensayaba con los actores esa primera mitad, escribí en soledad el resto del texto. 

-La puesta gira en la necesidad de verbalizar rupturas y pérdidas respecto al amor. ¿Hay algo de catarsis también? 
-Siempre hay algo... Las situaciones que atraviesan, los miedos y las fantasías de los personajes que yo siento propias… Me reconozco en todos de ellos, de alguna manera. 

-¿Cómo fue la conformación del elenco? ¿Estuvieron ensayando mucho tiempo? 
-Primeramente pensé que en el mismo elenco de “Mujer Armada Hombre Dormido” (2011). Pero al final sólo Laura López Moyano y Javier Pedersoli quedaron de aquel grupo inicial. Florencia Bergallo y Marcelo Mininno se sumaron después y finalmente Julián Rodríguez Rona. Fue un proceso intenso pero muy placentero. Antes de empezar cada ensayo y durante los mismos hablábamos mucho. Sobre todo, de amor, los vínculos… Nuestras experiencias con el sexo, la violencia… Sentía que era necesario estar tirados con un trago en la mano reconociéndonos en los personajes, en sus actos. Revelándonos pensamientos oscuros, debilidades. Después, a la hora de ponerle el cuerpo, era muy útil todo ese bagaje.

-¿Cómo fue el trabajo con las coreografías? ¿Te sorprendió la nominación a los Trinidad Guevara por la coreografía de la obra? 

-Manu (Manuel Attwell) hizo un gran trabajo. A algunas partes físicas que nosotros veníamos laburando antes de que él se incorporara, les dio forma y vuelo. Laburó mucho con los chicos toda la coreografía “country”. Los entrenó, digamos, porque la mayoría de ellos no bailaba.

La nominación nos sorprendió sólo porque en general en ese rubro están nominados espectáculos de danza o musicales. Pero la distinción de cualquier tipo la tiene súper merecida. Por este mismo trabajo ahora está nominado al ACE, también. En cambio, “Entonces Bailemos” como está nominada como Mejor Espectáculo Alternativo. 

- ¿De qué manera surge la aparición del guitarrista/protagonista? ¿Las canciones?
-Apareció. Muchas veces no sé por qué hago las cosas. Pensé que era parte del mundo de la obra. Después me di cuenta... (Para leer la nota completa hacé click acá)


viernes, 22 de agosto de 2014

Nueva Crítica: "Una de las mejores propuestas del Teatro Off actual."

La creatividad y potencia de los textos del director y dramaturgo Martin Flores Cárdenas se conjugan con cuatro intérpretes absolutamente entregados al juego, acompañados por el ritmo de un melancólico vaquero en “Entonces Bailemos”, un absoluto imperdible dentro del off porteño.

Se encienden unos cuantos tubos de neón encerrados en un rectángulo negro colgado del techo. En el suelo, desprovistos de toda otra cosa: dos colchones.
Cuatro criaturas desoladas usarán esos colchones para desbaratarse… se desparraman, se arrastran, se besan, se acarician, se agreden, aman, sufren, se atraen y se rechazan.
En esa suerte de cuarto de motel perdido en alguna ciudad desconocida -es Arizona? es el conurbano bonaerense?- , cada uno de ellos, a su turno,  levantará la mano como pidiendo permiso y al grito de “otra!” dará inicio a una nueva historia, habitará repetinamente la piel de un nuevo personaje y nos sumergirá en el ritmo hipnótico de los textos de Martín Flores Cárdenas cargados de adrenalina y de sarcasmo.
Entonces bailemos 2 eco-nomicasCada una de esas historias de amor y de desamor tienen la tensión necesaria para que el espectador pueda contactar íntimamente con cada uno de los pequeños universos que se vuelcan en las historias y que cada unos de estos “monólogos” -aunque técnicamente algunos no lo sean- construya una historia particular, un universo individual tan interesante como desgarrador.
Y entrelazando las diferentes historias, cierra el quinteto un vaquero texano (?), un cantante de música “country” en la piel de Julián Rodriguez Rona , que con algunas canciones de tono típicamente bucólico va hilvanando esas escenas y hasta llegará a... (Para leer la nota completa hacé click acá)

miércoles, 20 de agosto de 2014

Nota a Martín Flores Cárdenas: "El teatro puede ser lo más parecido a la histeria".



Tanto en su último espectáculo, Entonces bailemos, como en esta entrevista Martín Flores Cárdenas no tiene problemas en asumir que tiene “la idea fija”.
Por Juan Ignacio Crespo para Revista Llegás.
El parafraseo ¿Quieres hacer el favor de ponerme en escena, por favor? sería ideal para cualquier nota sobre Martín Flores Cárdenas; resumiría en un enunciado ingenioso varias aristas de su trabajo –la impronta de su teatro fuertemente apoyado en el texto, sus influencias recontrasabidas, etc…– pero este escrito que sigue a continuación excede lo puramente literario y teatral.
El director, me confiesa en la puerta de un evento que está levemente irritado con la exclusiva comparación entre su trabajo y el imaginario de Carver. “Yo me siento más cerca de Shepard, de Bukowski”– dice mientras llevamos a cabo una (seudo) ilegalidad que perfectamente podría estar inscripta en un relato breve del tan mentado “realismo sucio”.
Flores Cárdenas es realismo sucio. Su impronta personal despojada, su forma de hablar y torcer la boca, su cuerpo voluptuoso alejado de cualquier tipo de solemnidad teatral (y en el transcurso de la nota veremos por qué) Todos los signos que él emite con su presencia, luego se vuelcan a su trabajo y en Entonces bailemos, que desde el año pasado se exhibe en el Camarín de las Musas, especialmente. El punto de encuentro escénico es un colchón que porta sobre sí más de una  “corrida”, elemento metonímico de esos moteles en la carreteras Americanas, donde los amantes se encuentran a las apuradas y se prometen un amor eterno que saben no tendrán, o los viajantes a ningún lado describen así:  “La habitación tenía  un olor sintético imposible de identificar” (Sam Shepard). Todos los personajes de la obra caen en ese colchón. Se derrumban sobre él y se levantan de otra manera. Más gastados. Uno siempre se levanta luego de una revolcada un poco más gastado. Y estos seres tienen varias revolcadas y les gusta... (Para leer la nota completa hacé click acá)




martes, 8 de julio de 2014

viernes, 6 de junio de 2014

Nota a Marcelo Mininno, protagonista de Entonces Bailemos: "Amor, danza y dolor" Por Daniel Gaguine.

Actor, director y dramaturgo, Marcelo Mininno retoma su camino actoral en la atrapante “Entonces bailemos” donde el amor, la perdida y el dolor se confunden en una danza constante. En una charla con ECDL, Mininno habla de teatro, recuerda el suceso de “Lote 77” y mira con optimismo al futuro cercano.


- ¿Cómo surge la posibilidad de hacer "Entonces bailemos"?

- Podría decirte que, simplemente, Martin Flores Cárdenas, el autor y director, me convocó. Pero creo que, ahora, viendo todo a la distancia, mucho antes de su convocatoria, mi deseo estaba puesto en participar de su obra. Es que con Martin somos amigos, compartimos nuestras inquietudes artísticas hace varios años, y yo había leído “Entonces Bailemos” cuando aún no era “Entonces Bailemos”. 

- ¿Cual fue tu impresión cuando leíste el texto?

- Lo cierto es que a principios del 2012, yo acababa de terminar de montar en el Teatro Sarmiento “Golpe De Aire” y sentía el vacío de haber acabado largos procesos de investigación. Se me ocurrió levantar el teléfono y llamar a varios colegas. Teatristas como yo. Invitarlos para reunirnos una vez a la semana en casa y leernos los materiales que estábamos trabajando. Darnos opiniones. Ayudarnos. Así fue como conocí los primeros borradores de “Entonces Bailemos”. Creo que estos encuentros semanales en casa fueron muy alentadores para todos: Ya son tres las obras que se estrenaron. Otras, como la que escribía yo, aún esperan. Mientras tomábamos vino y comíamos queso, cada uno de los “Ravenies” (así, creo, jugábamos a llamarnos entre nosotros) leíamos los personajes de las obras de los otros. Desde que me toco leer el primer monologo de los bocetos de Martin sentí que era un texto que quería decir. En lo particular yo acababa de cortar una relación sentimental y estaba bastante débil. Las primeras impresiones del material tocaban mis secretos y mis ilusiones. Me obligaban a volver a pensar en el amor, a hacer el amor después de sentir todas las destrucciones. De alguna manera esas palabras despertaban vida en mí...

(Para leer la nota completa hacé click acá)

lunes, 12 de mayo de 2014

Después de su exitosa presentación en la Fiesta Nacional de Teatro, "Entonces Bailemos" vuelve al Camarín de las Musas.


"Entonces Bailemos" en la Fiesta Nacional del Teatro 2014


Por   | Para LA NACION
La Fiesta Nacional del Teatro se mudó este año al norte argentino, más precisamente a la provincia de Jujuy. La ceremonia de apertura fue un acto multitudinario en la calle, que incluyó a la murga jujeña Falta un Tono, a un grupo de sikuris y a La Bomba de Tiempo. La celebración superó todas las expectativas de los organizadores y las compañías, quienes debieron sumar funciones y saludan a sala llena.
Entonces bailemos, de Martín Flores Cárdenas, que ya lleva varias temporadas en el off porteño, fue un éxito de convocatoria en el Teatro Mitre, la sala oficial jujeña más importante, que colmó su capacidad de 800 personas.
Además, para exhibir la cultura, la historia y las raíces locales se realizó un work in progress... (Para leer la nota completa hacé click acá)




miércoles, 16 de abril de 2014

ENTONCES BAILEMOS - GANADORA DE LA FIESTA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES.

"Entonces Bailemos" representará a Buenos Aires en la Fiesta Nacional del Teatro que este año tendrá lugar en la Ciudad de San Salvador de Jujuy. Allí se verán las mejores obras de todo el país. Además de la obra de Martín Flores Cárdenas, participarán de la Fiesta la pieza de Mariela Asensio "Malditos todos mis ex", "La Fiera" de Mariano Tenconi Blanco y distintos espectáculos de toda la Argentina.

viernes, 4 de abril de 2014

Otra buena:

Manuel Attwell nominado a los 

Premios Trinidad Guevara 

(mejor diseño de coreografía)



miércoles, 26 de marzo de 2014

Tiempo Argentino: MUY BUENA +




"Los personajes de Flores Cárdenas son personas con vidas ordinarias o bastardeadas por el abuso del alcohol y la infelicidad. Seres solitarios que no saben qué buscan ni qué es lo que quieren."


martes, 4 de marzo de 2014

Nueva crítica por Julia Laurent.


Entonces Bailemos, de Martín Flores Cárdenas



Una obra de Martín Flores Cárdenas, autor y director de la escena local que es preciso conocer. Entre sus últimos trabajos figuran Mujer armada hombre dormido , seleccionada en la Fiesta Nacional del Teatro y Matar Cansa, un texto de Santiago Loza nominado a mejor unipersonal en los Premios Florencio Sánchez.
En su trayectoria siempre hay una mirada díscola de la convención, un revés del relato visible.
Entonces bailemos indaga en los bemoles del amor o cómo salir ileso de su caída sin red. Por amar de más o de menos, por aburrimiento, por miedo, porque sí.
Porque si no nos une el amor, será el espanto.
Las transformaciones del deseo y su devenir en escena. ¿Acaso no amamos porque... (Clickeá acá para leer nota completa)